>> Un poco de mi

ARDILLAS

Cada persona disfruta la felicidad de diferente forma y eso no quiere decir que algo este bien o mal. Me refiero a que si yo considero algo bueno, no quiere decir que toda la gente lo deba ver o sentir igual y viceversa. Por ejemplo mi relación con Klaus es sumamente rara para muchas personas y no quiere decir que este  mal, claro, no es una relación perfecta, ¿ pero quién tiene una relación perfectamente normal? . Lo importante es que yo soy muy feliz con él y no es una justificación sino una forma de hacerles ver que no importa todo lo que diga la gente. Con que uno este feliz, es suficiente.

En este mundo tan complicado y caótico cada vez es más difícil vivir nuestra propia vida y más difícil aún, disfrutarla. Todo porque muchas veces sin darnos cuenta  vivimos en base a lo que los demás dicen o creen que es lo ideal. ¿Por qué cada vez tenemos más necesidad de agradar?,  ¿por qué no sólo vivimos nuestra vida y dejamos vivir? .

Porque al igual que vivimos en base a las opiniones de otros, también queremos que los demás vivan como nosotros queremos. Quizá no todos, pero sí muchos.

No se si ustedes también se han dado cuenta, pero vivimos una vida de competencia. En donde parece que nuestros logros no deben ser momentos de satisfacción sino sólo momentos  para demostrar a los demás que somos superiores, al menos por un instante. Y esa mala competencia nos quita el sabor del triunfo. El de decir, lo logré por que trabaje, por que en  verdad lo merecía. Ahora vivimos agradando a los demás y dejamos de agradarnos a nosotros .

Otra cosa es que tampoco soportamos el éxito de alguien más, esto es peor que una jungla. Nada ni nadie tiene respeto por los demás.

Bueno esos son unos, pero también están los que dejan su vida, si a esto se le puede llamar vida,  por vivir pendientes de la vida de los demás. Y pierden todo sin darse cuenta. Logros, oportunidades, momentos especiales, todo.  Y sólo viven añorando la vida de otros.

Claro, tampoco hablo de un mundo en el que todos debemos ser hermanos y amarnos los unos a los otros. Seria imposible. Así como existe el bien , existe el  mal. Pero sí hablo del dedicarnos un poco más a lo que nos gusta, a lo que nos hace felices y obtener nuestros propios logros  y enorgullecernos de los logros de los demás.  Eso sí, lo podemos hacer. Finalmente, si la gente a tu alrededor tiene logros y esta bien, de alguna forma tu también estarás bien, habrá equilibrio y alegría a tu alrededor. Y quién dice que no, quizá también un poco de ayuda o un empujón.

Eso es lo que yo pienso o como a mi me gustaría vivir siempre, pero como les dije al principio. Lo que para mi significa felicidad, no precisamente debe significar felicidad para todos.

Linda noche de miércoles, especialmente a los hombres, que hoy es su día!!!

Pd. Me he propuesto escribir cada tercer día (quizá más de ser posible). Deseo que nos visiten más seguido, en este nuestro hogar online.

Deja un comentario