…¡ Por fin lo sabemos!

¡Sí, es niña!, el momento ha llegado y seremos papás de una ya muy amada pequeñita. Estamos muy felices de compartirles que de nuevo llegarán el rosa y sus bondades a casa. Nuestra pequeña ya es muy amada y a diferencia de mi primer embarazo esta vez me siento más mamá, el proceso de creérmela ha sido más sencillo. Ahora sólo quiero que estos tres meses que faltan se vayan muy lentos para poder seguir disfrutándola dentro mi, y seguir sintiendo las manita de mi Alcachofa y de mi esposo sobre mi vientre.

Los tres  la esperamos muy felices, muy ilusionados y con mucha curiosidad, con muchas ideas de bienvenida y con muchísimas ganas de abrazarle con el  alma y el corazón, y decirle cuanto la amamos.

Su hermana mayor tiene mil ganas de enseñarle el mundo, quiere compartirle cosas que ha ella le encantaron y sobre todo quiere decirle que ella será la perpetua hermana mayor :P.

Klaus esta muy feliz, dice que no sabe que hacer con dos locas y ahora seremos tres, así que se empieza a armar de paciencia y de mucho más amor para compartir. Y por supuesto el estigma de los Ruh, en dónde sólo llegan niñas, continua…

Gracias a todos los que han estado al pendiente de que todo vaya bien y muchas más gracias por su buena vibra. Que el universo les multiplique todos sus buenos deseos. Y preparen sus apuestas para ver a quien se parecerá.

Lindo inicio de semana!

P.D. La hermosa ilustración corrió  a cargo de Polly Jiménez!!

Deja un comentario