Feliz cumpleaños a nuestra hermosa Pia

Eran las 6:oo am de un viernes 07 de octubre, el Dr. nos había citado para inducirme el parto porque Pia no quería nacer. Estaba muy feliz adentro del horno, pero no podía pasarse de tueste, así que teníamos que hacerlo; íbamos muy felices y dormidos porque obvio, la noche anterior, eramos un manojo de nervios.

El tiempo transcurría y después de varias horas, Pia seguía sin dar señales de querer nacer, así que todo apuntaba a que por primera vez tendría una cesárea, lo cual, comenzaba a ponerme muy nerviosa porque la anestesia me da mucho miedo.

Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, las contracciones comenzaron, yo me sentía que me desbarataba y Pia hacía todo para salir, claro, no dio tiempo ni para la epidural.

Y sí, así nacía mi bebé, a puro valor mexicano. Llegaba provocándome el dolor más intenso y hermoso de mi vida. Era un dolor que me tumbaba pero que sabia que entre más fuerte fuese, más me acercaría a ella.

Es indescriptible lo hermoso que sentí cuando vi tu rostro, conocerte, tenerte en mis brazos, sentirte pegagosa y decirte cuanto te amaba y te esperaba y que no importaba todo lo pasado porque tu eras mi más grande regalo.

Desde el embarazo me demostraste que mi vida nunca más seria la misma, siempre con una fiesta en mi barriga, fiesta que hasta ahora continua. Agradezco infinito al universo que te envío conmigo, tú has sido un gran y divertido reto en mi vida. Tu sonrisa traviesa, tu mirada tan tierna, tu miammm cuando pruebas bocado, tu arrancadera de coletas y la forma en la que estiras los brazos para ser abrazada, son cosas y momentos que disfrutamos mucho en esta vida.

No importa que a tus ahora dos años nos hayan llamado más de tres veces la atención en el colegio porque estas pasada de consentida, no importa cuantas blusas has manchado, no importa cuantas veces hemos tenido que correr porque jalas todo de la casa de tu Oma, no importan los desvelos, las mamilas que aún tomas ni los pañales que aún ensucias, simplemente, no importa nada. Te amamos Pia, te amamos con todo nuestro corazón y eres un muy hermoso regalo de la vida. Deseamos sigas cumpliendo muchísimos años más. Siempre siempre, inundada de salud, amor y felicidad… y siempre con esa complicidad que ya tienes con tu hermana.

Con cariño, tus padres y tu hermana.

  1. Pingback: ¡Pia cumple dos! – Los Ruh

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: