Cuatro Hermosos Otoños

Qué bonito, qué bonito es que me hayas elegido para ser tu guía y crecer a tu lado como tu madre. 

Tantas almas en la tierra y tú me elegiste. Tantos caminos y coincidimos.

Eres  mi luz Pia, esa luz que ilumina mi vida, que  sólo con  mirarte me haces sentir una mamá única.

Amo como vives en el asombro y tu curiosidad para descubrir el mundo. Pero sobre todo, amo el haber coincidido y poder compartir una hermosa y alocada vida juntas, como hija y madre.

Tus palabras, sonrisas, rabietas y abrazos, me enseñan más de lo que jamás imaginé. Eres única mi niña, tu sonrisa es inigualable y tus abrazos siempre me llenan de paz. 

Tú me has enseñado que puedo ser muchas mamis en una sola persona  y que cada hijo debe ser tratado según su esencia. Tu has sido una gran guía en mi camino como mamá y como ser humano.

Pido al universo que tu sonrisa sea perpetua y tu luz siempre se mantenga brillante, que la complicidad con tus hermanos se mantenga y que siempre haya salud en tu vida. Y pido con todo mi corazón que encuentres la felicidad en casa pero también lejos de ella. 

¡Te amo Pia, felices 4 añitos mi niña!

Con mucho amor, mamá

Deja un comentario