PASCUA 2021

Desde que conocí a Klaus (mi esposo), la época pascual cambió, ahora es divertida y emocionante. Puedo decir que ahora sí me dan ganas de gozarla, planearla y la disfruto un montón.

Antes, desde niña, era pasarla acostada viendo interminables películas religiosas en blanco y negro que transmitía la televisión abierta, porque no había más :P, y estaba lindo porque estaba acurrucada con mis papás, pero no era divertido, oops!

Ahora son pascuas llenas de alegría, con muchos conejos y huevos de chocolate, comida rica, risas, compañía, pintamos huevos y galletas, buscamos huevos con los niños, horneamos algún pan o pastel y lo mejor aún, es que el conejo de pascua nos deja un regalito.

Este año la celebramos con algo muy sencillo pero no menos especial, no tuvimos una mesa pomposa pero sí comida muy rica y linda compañía. Klaus preparó carne asada con salchichas, quesadillas, papas, etc., y para mi cocinó hamburguesas de chícharos que le quedaron deli.

Si algo agradezco a este tiempo pandémico, es la oportunidad de convivir más con mi familia, aunque no dejo de extrañar la compañía de nuestros amigos. Aquí les comparto unas fotos de nuestro fin de semana pascual.

El pan que horneó Klaus con los niños. Fueron 3 diferentes.
En proceso de poner la mesa, se me olvidó tomar fotos después ¿les ha pasado?
Los huevos que los niños pintaron. Fue el primer año de Magnus pintando huevos.

Deseo que ustedes también hayan disfrutado la pascua. Sé que los tiempos no son los mejores pero tratemos de darle y encontrarle sentido a las cosas y a nuestra vida. ¡Reaprendamos a disfrutar!

Con mucho cariño, Vane Ruh

Deja un comentario