Autor: Vane Ruh

Lifestyle Blogger, Veggie, Tea Lover, Family Spirit. MX/DE

Semana 41. Sentimientos encontrados.

Pocos creían que llegaría a termino del embarazo, y me incluyo. Mi panza luce tan grande, tan baja, que las apuestas empezaron. Había quien creía que no pasaría de enero y es que mi fecha era 14 de febrero.

Pero lo que pocos saben y lo que yo había olvidado, es que mis panzas por mas bajas que se vean, para mis babies el horno permanece mucho tiempo calientito.

Hoy estamos en la semana 41 y nos sentimos más embarazados que nunca. En esto incluyo a mi esposo, quien sin decirlo, sé que está tan nervioso y ansioso como yo. Y es que estos últimos días han aumentado los nervios por tener todo lo necesario en orden, limpio y en su lugar ( Por cierto, agradezco a #amazon, que sin ellos no la haría).

Hoy por hoy, tengo sentimientos encontrados. El sentir que puede ser la última vez que sienta esta barriga tan grande con un hermoso retoño revoloteando dentro de mi y haciéndome sentir las más maravillosas mariposas; y al mismo tiempo el saber que los años no perdonan y ahora aunque feliz también estoy agotada.

Es muy raro tener tantas emociones cuando las hormonas están alocadas porque por más tranquila que quiera estar todo parece extremo. De echo, tengo muchos nervios por parir, me siento como si nunca lo hubiera hecho. Me siento con incertidumbre, nerviosismo, felicidad, incertidumbre, nerviosismo, felicidad y repeat.

Sé que lo anterior puede sonar quizá muy absurdo pues es el tercer bebé, pero todo ha sido tan diferente desde el principio que me asusta cual mamá primeriza. Con mis hijas siempre fui muy valiente, sabia que debía darlo todo por ellas y que lo fuerte que fuera se vería reflejado en ellas. Ahora, simplemente me he dejado ir intentando no controlar cada movimiento, cada sentimiento, simplemente viviendo. Pero para una persona como yo, no es fácil… aunque debo admitir que dejarme consentir se siente bien.

Estamos a nada de conocer a nuestro nuevo retoño y estoy segura que en el momento que lo tenga en mis brazos, toda esta incertidumbre desaparecerá. Pero por ahora, sólo quiero compartirles esto porque estoy segura que ahí afuera hay más mujeres que sienten lo mismo, que lo han sentido o que lo sentirán; y deben saber que no es malo sentirse así, simplemente es parte de un proceso muy fuerte de 9 meses.

Un proceso que aunque lindo, nos obliga a dar mucho de nosotras y por supuesto que tenemos derecho a sentirnos desencajadas y felices. Somos seres humanos sensibles, y el agobio y la felicidad son parte de la vida.

,Muchos besos y abrazos, Vane

La ilusión de un mágico día. Los reyes magos llegaron.

Los reyes magos llegaron y nuestro hogar se vistió de ilusión. Sí, porque eso es lo que hace la magia, darle vida a todo aquello que pareciera imposible.

Es nuestro 7mo año disfrutando de este hermoso día en el que vemos las caritas de nuestras hijas sorprenderse y sonreír. Y con solo mirar esos rostros llenos de ilusión, sabemos que no importa qué más pase, este es un día mágico y maravilloso.

Deseamos que ustedes también disfruten la alegría y la ilusión de este hermoso día, y que sin importar si tienen hijos o no, nunca nunca dejen de sorprenderse.

Reciban mucho amor y paz.